Publicado el

Bernard Abal

Tras varios años de trabajar en distintas instituciones educativas, teniendo contacto directo en el mundo de los niños a través de la música, Bernard Abal, decide en 2009 experimentar la puesta escénica de sus canciones. Una búsqueda que es parte de un camino que lo conecta profundamente con su propia niñez y su interés por los más pequeños, su principal razón en este emprendimiento.
Es así que convoca a diferentes artistas para dar forma al espectáculo.

Este tiene una base musical, donde transitan ritmos populares uruguayos, como la murga, tango y candombe, y otros tales como el funk, rock, hip hop, ritmos brasileños, centroamericanos, entre otros, logrando así, un conglomerado de estilos que intenta no subestimar la comprensión de los más pequeños, sino, acercarles la diversidad musical.

Las letras surgen de experiencias personales en el encuentro y relación con los niños en la escuela, cuentos, historias que ellos mismos trasmiten, desde su propia vivencia, donde temas como el miedo, la mentira, la imaginación lo fantástico van siendo gravados recordados escritos ajustados probados hasta lograr la forma de canción (un laboratorio)

La puesta en escena no interpreta la literalidad de las canciones sino que aporta a los espectadores imágenes y relatos que rescatan la tradición oral de cuentos y anécdotas, entablando un continuo diálogo con los niños, rompiendo la cuarta pared del espectáculo y dando una fluida participación desde el juego y la imaginación de mundos fantásticos.